SiteLock

Address:

Repton Park, Essex, IG8 8GP


M: 07903595649

​IMMIGRATION ADVICE

         PASAPORTE, POR FAVOR



         Pasaporte, por favor es un libro de relatos sobre las aventuras de Temis, una joven brasileña que abandona su ciudad natal para hacerse funcionaria del servicio británico de inmigración. Desde la perspectiva privilegiada que ese puesto le brinda, nos desvela los entresijos del control de entrada de inmigrantes en el Reino Unido, con grandes dosis de entretenimiento, humor y valiosos consejos para preparar con éxito un interrogatorio en las dependencias aeroportuarias, y detalla algunas particularidades de la cultura británica.


        Pasaporte, por favor es la lectura perfecta para el aeropuerto, la sala de espera de la embajada o del banco, durante un período libre en la universidad o en el descanso del curso de inglés, mientras soñamos con ese gran viaje de intercambio, turismo, estudio o trabajo en el extranjero. Sin pretensiones, pero con seriedad cuando la ocasión lo requiere, Temis, una joven oficial del servicio de inmigración británico, relata sus peripecias, que nos permiten vislumbrar las particularidades de la cultura británica y viajar en nuestra imaginación al Reino Unido. Las experiencias de esta joven brasileña nos dan una idea de lo que podemos encontrarnos en los controles de inmigración si viajamos a tierras británicas.


DURA LEX, SED LEX – LA LEY ES DURA, PERO ES LA LEY

 

        Temis, una joven carioca amante del mar, las playas y el sol, un buen día decide dejar atrás el azul del mar y el cielo de Río de Janeiro para adentrarse en el misterioso gris de Londres, como consecuencia de circunstancias inesperadas que dejan una profunda herida en su corazón. Este libro relata ese período de su vida. La propia protagonista narra en primera persona sus avatares como inmigrante y su ascenso desde los tiempos en que trabajaba como cajera de supermercado hasta su ingreso en el cuerpo de funcionarios del gobierno británico, inicialmente como auxiliar de la División de Administración Tributaria y, más adelante, como oficial del Departamento de Inmigración y Fronteras en uno de los aeropuertos más concurridos del mundo, en Londres.

        Entre flashbacks que rememoran episodios más antiguos de su biografía, las adversidades a las que se ha enfrentado y la alegría y el dolor de la vida en otro país, Temis nos desvela los entresijos de la temida y estricta inmigración británica con una narración amena, divertida, a veces dramática, que nos invita a reflexionar sobre el carácter de las personas y sobre la faceta humana del trabajo, al hilo de los conflictos y dilemas que se plantean en el ejercicio de esa profesión tan importante y, al mismo tiempo, tan complicada.

        Temis no tarda mucho en darse cuenta de que su nuevo puesto de oficial de inmigración va mucho más allá de la mera inspección de documentos en la ventanilla de control de pasaportes. Necesita pasar por un estricto proceso de formación y, en muy poco tiempo, afinar sus facultades discrecionales. Además de cumplir las estrictas normas de inmigración británicas con un alto grado de profesionalidad y legalismo, el desempeño de sus funciones también le exige un cierto grado de empatía. Al fin y al cabo, ella misma pasó por el control de pasaportes en su condición de extranjera, y sabe bien lo que eso significa.

        Temis lucha por reconciliar las aparentes contradicciones de su nueva vida. Es una inmigrante que vigila a los inmigrantes; entiende que su trabajo es defender la ley y al mismo tiempo no puede evitar sentir compasión por sus compatriotas. Comparte la tristeza de ver cómo se rompen en pedazos los sueños de una vida mejor, la decepción de ser testigo de hasta qué punto los seres humanos están dispuestos a mentir y engañar, pero a lo largo de ese proceso se vuelve más sagaz, aunque ese aprendizaje destruya sus ilusiones juveniles a medida que se ve inmersa en diversos enredos literarios y… literales.

        Entretejiendo hilos tomados de diversas historias de la vida real para crear su relato ficticio, Temis nos lleva al otro lado del grueso vidrio de la ventanilla de control de pasaportes y nos permite vislumbrar zonas que no suelen ser accesibles al público en general, como la «pecera», la «sartén» y la sala de detención, y en ese recorrido nos ofrece una visión interna de cómo funciona el servicio. ¿Qué sucede cuando un oficial de inmigración detiene a un pasajero y lo «echa a freír»? ¿Cuáles son los trucos más comunes para eludir a los oficiales diligentes? ¿Qué procedimiento se adopta para denegar la entrada de quienes no cumplen los criterios de admisión y residencia en el Reino Unido? Para que un país organizado pueda ofrecer condiciones de vida dignas a todos sus ciudadanos, es necesario establecer normas, proteger la economía y adoptar medidas de planificación demográfica. El cometido de los oficiales de inmigración consiste precisamente en preservar ese ordenamiento. Actúan como guardianes y a menudo se encuentran en situaciones difíciles que les obligan a recurrir a la propia experiencia y al instinto para valorar una determinada situación, formulando preguntas muchas veces incómodas. Es un trabajo espinoso, pero alguien tiene que hacerlo.